TRABAJANDO CON HANS

Posted on

Canadá, y sobre todo los pueblos pequeños como Squamish, tienen un montón de ofertas de trabajo para extranjeros e inmigrantes que viajan en busca de oportunidades y aventura, con su VISA Work & Holliday. Sin embargo, cuando viajas con tu VISA de turista, las alternativas se reducen a los trabajos donde no tienes contrato y se paga en cash por hora, lo que no es muy común de encontrar en este país tan políticamente correcto. Si este es tu caso, puedes aspirar a trabajos en casas particulares (jardinería, aseo, planchado, cuidado de niños o mascotas) o en campos particulares en temporada de cosecha. Solo un pequeño porcentaje de empresas contrata empleados sin pedir la VISA -a través de contratistas- para trabajos de lavado y limpieza de autos, ventanas, edificios; o pintura en construcciones. Así que si estás pensando en venir a Canadá, te recomendamos en un 100% que saques tu VISA Work & Holliday con tiempo !! Es un trámite que puede tardar hasta 6 meses, pero te abre un mundo de oportunidades laborales realmente buenas. En nuestro caso particular, ingresamos con VISA de turista, pero tuvimos la gran suerte de que meses atrás Pepe trabajó para Hans, un hombre de unos 85 años a quien conoció por otro chileno amigo.

 

Este hombre es nada más y nada menos que un ingeniero retirado de su oficio, quien se dedica a construir en su hogar toda clase de artefactos curiosos creados por él mismo… muchos de ellos con dudosa utilidad, pero cargados de la creatividad, experiencia y el toque de locura que caracteriza a este mítico personaje. Hans vive en un terreno grande cerca del pueblo de Squamish, y fue ahí donde nos esperó nuestra “Wheely” -casa rodante- esos 2 meses que Pepe volvió a Chile.

Así es como al regresar por nuestra camper los primeros días de marzo, Hans volvió a ofrecerle trabajo a Pepe. Esta vez para construir un ambicioso proyecto: el andarivel más pequeño del mercado !! Con todo el montaje necesario para grabar un video promocional del andarivel en funcionamiento y vender la idea a otros países

Así es, a sus 85 años, este viejo sueña en grande !!

 

A pura fuerza bruta y motivación, Pepe empezó a construir el andarivel solo… Pero el proyecto implicaba palear, limpiar el terreno, soldar metales, cortar árboles, pintar, estacar, ensamblar, entre miles de otras tareas que no podían llevarse a cabo por solo una persona, así que a falta de mano de obra masculina, el viejo Hans terminó por contratar a la Rosario… quién resultó ser bastante más eficiente de lo imaginado en estas tareas de construcción y producción de escena.

El viejo Hans era famoso por ser un acumulador de cachibaches (su casa y terreno era realmente un desastre; inexplicable) y por su humor irritable, el cual florecía con fuerza en los días de lluvia o cuando no se hacía el trabajo exactamente de la manera que él quería… fama que le había costado varios trabajadores extranjeros.

 

Además, la pega era dura y ultra física, sin mencionar que al viejo le gustaba el trabajo prolijo y rápido. El único sobreviviente era Pepe, a quien el viejo le tenía un cariño especial. Y gracias a eso, al incorporarse la Rosario al equipo, pudimos descubrir la faceta “tierna” del viejo, la cual demostraba con pequeños-grandes detalles como el hecho de habilitar un lugar calentito para que almorzáramos (antes Pepe tenía que almorzar al interperie aunque lloviera), los cafesitos que nos compraba en las tardes los días de mucho frío o cuando nos llevaba a nuestra camper para que no camináramos. Este viejo solitario y con mala fama, era en realidad una buena persona. Malgenio y testarudo, sí… Pero también bondadoso y gentil.

Ahora el viejo quiere vender su proyecto de andariveles a Chile, y nos pidió transcribirle unos mails a español para enviarlos a los centros de esquí en nuestro país. De corazón esperamos que este proyecto resulte y que el viejo Hans pueda vender su novedosa y creativa idea, la que es realmente digna de un ingeniero brillante. Por nuestra parte, seguiremos trabajando para él, agradecidos de este querido viejo loco, que tantos ingresos le dará a esta aventura sobre ruedas. Y lo digo en futuro, porque aún no recibimos la paga jajajaja.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *