VIAJAR ES UN CONSTANTE CAMBIO: LA NOSTALGIA TRAS DEJAR NUESTRO QUERIDO SQUAMISH

Posted on

Cada nuevo lugar que conoces mientras viajas tiene su propio encanto y belleza; y como viajero, estás con todos tus sentidos atentos para admirar cada detalle y sorprenderte con cada novedad que descubres. Todos los “cambios” en la vida -en sus distintos ámbitos- implican una adaptación, que puede tener un tiempo de ajuste variable en cada persona y según el contexto. Algunas personas necesitan más tiempo y otras menos para ajustarse a su nueva “realidad”, y viven ese proceso de adaptación a su manera.

Personalmente, pienso que viajar -y sobre todo en onda aventurera- te obliga a adaptarte rápidamente a muchos cambios. Y es que cuando viajas a la aventura, todo puede pasar ! Y tus planes cambian constantemente… Así que si no te adaptas rápido a esos cambios, probablemente te cueste un poco disfrutar la aventura.

Uno de los cambios más típicos que vives como “viajero nómade”, es el CAMBIO DE LUGAR… con todo lo que ese lugar significó para ti el tiempo que estuviste ahí.

Para nosotros, Squamish fue un lugar muy especial: es el lugar donde partimos nuestra aventura, donde conocimos a nuestros primeros amigos, donde dimos nuestros primeros paseos, las primeras escaladas en roca; nuestros primeros trabajos y las primeras anécdotas en Wheely… En Squamish vivimos toda la emoción de empezar a vivir realmente nuestro sueño y toda la adaptación de lo que dejamos en Chile. Squamish guarda los “primeros recuerdos” de esta aventura sobre ruedas !!! Y es por eso que es y será siempre un lugar muy especial para nosotros.

Llegamos ahí con la idea de pasar una o dos semanas y nos terminamos quedando cinco. Y honestamente nos hubiésemos quedado muchas más ! Pero el tiempo pasa tan rápido que a ese paso se nos iba a terminar el plazo de VISA sin conocer ningún otro lugar de Canadá jajaja. Además, Pepe tenía una opción segura de trabajo en Vancouver, que en las condiciones viajeras en que andamos no podíamos darnos el lujo de rechazar ! Así que tomamos nuestra casa con ruedas y partimos rumbo a esta nueva aventura… con nostalgia de dejar a nuestro amado Squamish, pero agradecidos también de esta buena oportunidad de pega !

Ahora estamos en Vancouver. Llevamos solo dos días, así que estamos en pleno proceso de acostumbrarnos al cambio de pueblo a cuidad… y más aún, el cambio desde nuestro soñado Squamish jajaja. Extrañamos sus montañas y paredes enormes de granito; sus parques mágicos; su silencio y calma. Extrañamos a su gente amable, sencilla y deportista; y la manera en que comparten y conviven personas de distintas edades, nacionalidades y estratos sociales.

Extrañamos también el spot que teníamos para Wheely y las duchas en el gym de escalada.

Pero por sobre todo, extrañamos a los grandes amigos que conocimos !!! Porque como ciertamente nos dijo nuestra amiga española cuando nos despedimos: “cuando estás de viaje lejos de tu país y tu gente, y logras conectar y hacer amistad con otras personas… esas personas pasan a ser como tu familia”. Y la verdad es que en Squamish dejamos a muchos “hermanitos y hermanitas” postizos.

One Reply to “VIAJAR ES UN CONSTANTE CAMBIO: LA NOSTALGIA TRAS DEJAR NUESTRO QUERIDO SQUAMISH”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *